Archivo

Archivo del autor

Top Ten series septiembre (II)

4 octubre, 2011 Deja un comentario

5.- PAN AM

Que hayan comparado a esta serie con Mad Men le hace un flaco favor. Poniendo la serie de los publicistas de Madison Avenue como referencia, Pan Am se queda en un “quiero y no puedo” y resulta muy injusto para las azafatas.

A mí me pasó (claro que yo soy de las que opina que Mad Men debería visionarse en los museos). Aunque interesante, el piloto me estaba decepcionando. Pretende enseñar mucho en poco tiempo, y encima no lo consigue -yo hubiera preferido que desarrollaran algunas de las historias paralelas en otros capítulos, pero imagino que aún habrá tiempo para eso- lo que hace que roce el aburrimiento. Pero los últimos 15 minutos la salvan totalmente, ahí es donde despega de verdad. Qué propia, la metáfora, eh?

En realidad esta nueva serie merece mucho la pena. Lo que más atrae es esa ambientación en los dorados 60, donde el espectador puede ver todas esas situaciones aún cotidianas hoy, pero tan lejanas a la vez. Me encanta la naturalidad con la que se trata el papel de estas primeras mujeres que “levantaron el vuelo”: estupendas, guapas e inteligentes, fuertes y decididas, tan modernas ellas, tan del siglo XXI, pero “condenadas” en un contexto profesional en el que lo más importante es que lleven la faja.

Esa ambientación está muy cuidada: vestuario, decorados, maquillaje… es delicioso. Sólo por eso la incorporaría sin dudar a mi lista de series fijas. Y estoy segura que si Mad Men ya trajo un revival de los 60 en sectores como la moda y el diseño, Pan Am va a suponer un bombazo en este sentido.

Lo mejor del primer capítulo, la escena final en la que una niña las mira admirada mientras entran en el avión. Si en un capítulo piloto se trata de resumir la esencia de la serie, sólo con esta escena dicen todo lo que hay que decir.

4.- 2 BROKE GIRLS

He leído críticas muy planas de este estreno y no puedo entenderlo. A mí me ha resultado la mejor comedia de todas las estrenadas este año. Vale que no aporta nada nuevo, y que de hecho, es como una “vuelta a los orígenes” de la comedia de los años 90: el tipo de decorados, la artificialidad evidente (no sólo las risas enlatadas que dan tanto por saco, sino también los diálogos e interacciones entre personajes, totalmente coreografiados), pero aún así, a pesar de esto (o quizás gracias a ello, no lo tengo claro) funciona a las mil maravillas. Las actrices protagonistas se complementan a la perfección; de Kat Dennings (Max), directamente me he enamorado: me ganó ya en la primera escena en la que le echa el rapapolvos a los del gorrito.

2 Broke Girls es un choni meets pija. Lo bueno es que el personaje de Caroline cae muy bien, a pesar de los estereotipos que normalmente tendría un personaje como éste. Beth Behrs consigue darle un toque muy cálido y divertido a Caroline: pija, sí, pero ni un pelo de tonta en esa melena rubia. Las dos protagonistas, aunque diferentes, se complementan perfectamente y los diálogos entre ellas, con puyas constantes, son divertidísimos.

En cuanto conozcas a estas dos chicas, querrás saber de ellas todas las semanas.

3.- SUPERNATURAL

Ah, supernatural! Esta serie está muy infravalorada, siempre lo diré. Y sé que tiene muchos fans, y un gran apoyo del público, pero aún así, infravalorada, en serio. Supernatural es de las poquísimas series en las que nunca me decepciona un capítulo. Es tremendamente original y ha sabido reinventarse año tras año como ninguna otra. Tiene ya un universo propio y los guionistas han sabido alimentarse muy bien de referencias muy interesantes para que la serie siga funcionando. Atrás quedaron ya los fantasmas, vampiros y demonios. Los hermanos Winchester han pasado de “cazafantasmas” a prácticamente héroes mitológicos sobre los que pesa el destino de la humanidad.

Respecto al primer capítulo, me apena que no hayan estirado más a Castiel convertido en Dios, en mi opinión ahí podía haber un buen filón, pero aún así parece que la línea que va a llevar la nueva temporada promete ser muy interesante. Y pensaba al principio que tendría mucho más peso en esta temporada a Misha Collins, pero después de ver el segundo, me he quedado medio tiesa… En cualquier caso, estoy encantada de que haya vuelto.

(Sólo espero que Sam no vuelva a quedarse sin alma otra vez porque, francamente, creo que no resistiría volver a ver a Jared Padalecki dando vida a un tipo sin emociones ni empatía, con el único recurso interpretativo de permanecer lo más inexpresivo posible. No, por favor.)

2.- THE BIG C

También le he dicho hasta luego a Cathy de “The Big C”. La segunda temporada no ha tenido la misma intensidad que la primera, pero sigue siendo una de mis favoritas. Ha habido algo que me ha llamado la atención y es lo mucho que se ha echado de menos a Sean, el hermano de Cathy, en la etapa final. Este personaje es, en mi opinión, el más importante de los que rodean a Cathy, y sin él la serie no tiene la misma fuerza. Sean es un personaje complejísimo, y tiene muchísimo peso en la serie, en la historia que cuentan y en la evolución de Cathy. 

El final me ha parecido magistral, un golpe de efecto tremendo que cobra aún más fuerza teniendo en cuenta el argumento central de la serie y cómo Cathy lidia con su enfermedad y la muerte. No puedo comentarlo mucho más sin spoilearlo a saco, así que mejor dejarlo aquí. En otro momento, quizás.

1.- THE GOOD WIFE

Aunque ya acabó hace muchos meses, yo tenía la segunda temporada de “The Good Wife” en reserva; es una de las pocas series que veo con mi compañero de sofá y tengo que adaptarme a sus ritmos (que en ningún caso pasan por verse más de dos capítulos al día!). He disfrutado muchísimo la segunda temporada, es magistral, mejora a cada capítulo. Y encima tuve la suerte de terminármela justo un par de días antes del estreno de la 3ª, mejor, porque no quiero despedirme de Alicia.

The Good Wife es una auténtica maravilla. Los dos últimos capítulos de la 2ª temporada han sido de matrícula de honor, con escenas totalmente memorables. Me encantó una escena en la que Alicia está sola en el despacho de Diane, mirando por la ventana. Esta escena es para mí la constatación del cambio que se ha ido produciendo en la protagonista a lo largo de estos dos años en Lockarht & Gardner. Hemos visto a Alicia pasar de ser una apocada ama de casa en segundo plano a una agresiva y eficiente abogada, cada vez más ambiciosa, pero esta escena me resultó especialmente simbólica y muy representativa de su evolución.

Me gusta cómo la serie nos hace caminar sobre un delgado filo “moral” en el que nos complace la evolución de Alicia a una mujer más fuerte, segura y apasionada, pero sin dejar de preguntarnos si no nos la estarán corrompiendo de más… Para conseguir esto es vital el personaje de Will Gardner. La serie consigue que el espectador vea a Will con los mismos ojos admirados (y enamorados) de Alicia, pero cuando nos muestran su verdadera cara, recibimos un buen puñetazo en el estómago. ¿Es Will lo que de verdad queremos para Alicia? Yo no lo tengo nada claro. Aunque quizás… quizás sea al revés, y es Alicia lo que queremos para Will.

Otra secuencia espectacular que no puedo dejar de comentar es la del ascensor al final del último capítulo de la temporada 2. Para mí el Emmy de Julienne Margulies es más que merecido sólo por este fragmento. Sin diálogos, sin movimiento, con un único plano fijo y sin más acción que los protagonistas mirando al frente… Esta escena consigue meter al espectador dentro de ese ascensor también. Sentimos la tensión, las dudas, la emoción, la culpa. Estamos dentro del ascensor y dentro también de la cabeza de Alicia. Y cuando suena el último “cling!” y el ascensor llega a su destino, sabemos que el cambio en Alicia se ha completado y que la persona que sale de ese ascensor no es la misma que entró.

En cuanto al estreno de la tercera temporada, era uno de los capítulos más prioritarios de toda mi lista. Me ha encantado ver a la nueva Alicia con ese aura de ave fénix. Más fuerte, más preparada, más agresiva, hasta más guapa, incluso. No acaba de convencerme que quieran mostrarnos a una Alicia mucho más sexual (empezando ya en el cartel promocional de la serie), supongo que el cambio en el personaje también afecta a esa faceta, pero no termino de acostumbrarme, no me resulta tan natural como el resto de la evolución del personaje.

Hasta aquí hemos llegado. Muchas se han quedado fuera simplemente porque no he tenido tiempo aún de ver los nuevos capítulos, pero hay por ahí otros estrenos que seguro que merecerían un puesto en mi decálogo particular de septiembre!

Anuncios

Top Ten series septiembre (I)

3 octubre, 2011 Deja un comentario

Estaba yo esperando los season finales de verano y sin darme cuenta me he visto inundada de capítulos piloto. Este año “la vuelta al cole” ha sido inesperada, me ha pillado por sorpresa y aún llevo cierto retraso poniéndome al día con los estrenos.

Además hace años luz que no paso por aquí… No escribo mucho en el blog porque comento los capítulos que voy viendo en mis cuentas de gomiso y twitter y, aunque muchos de esos capítulos me dan ganas de dedicarles un post entero, siempre me puede la desidia!

Pero he consumido tanta tele en el último mes que no me ha quedado más remedio que marcarme un par de posts. Me encanta esta época en la que coinciden los season finales con los muchísimos estrenos y regresos. Muy de entretiempo: “Ya es otoño en el jdownloader”.  Me pondría a escribir y no pararía de todo lo que me he visto estos días. Pero para que no se me vaya la pinza voy a ponerme límites: un top ten. Aún me quedan estrenos por ver, pero allá voy. Con lo puesto. un top ten de lo que más me ha gustado este mes.

 10.- WILFRED

Me avergüenza reconocer que tuve que pedir que me explicaran el final! vale que la serie en sí ya es algo surrealista, pero ese final parece firmado por David Lynch… Wilfred está muy bien, me lo he pasado genial viéndola y me he reído un montón con ese perro degenerado y cabronazo, pero le falta algo… no llega a atraparme. Me gusta la idea de transmitir “lecciones para la vida” mientras uno de los protagonistas se calza un pipote de marihuana como si no hubiera mañana y el otro se folla agresivamente a un oso de peluche; pero que el único personaje que se me antoje “auténtico” sea precisamente el perro… pues no sé si es bueno. En cualquier caso, sólo por esa escena a mitad de temporada de sexo tórrido entre Wilfred y la jirafa, ha valido mucho la pena!

9.- ENTOURAGE

Ay, cómo voy a echar de menos a estos chicos!! La temporada no ha sido especialmente buena, aunque me ha gustado bastante más que la anterior, y me ha encantado ver a Vince recuperado y tan luminoso como siempre. El final puede parecer demasiado “perfecto”, pero creo que no sería nada justo para una serie como Entourage (y sus fans) que se despidiera con otra cosa que no fuera un “fueron felices y comieron perdices”.

Y me encanta ese final alternativo y abierto (para la peli, supongo. Porque van a hacer peli, no?) de después de los créditos, con Ari.Me dejó con una sonrisa aún más genuina que el otro final.

Hasta pronto, panda.

8.- AWKWARD


Sólo me queda el último capítulo por ver. Aún así la meto ya en el top ten porque ha sido una de las sorpresas más agradables del verano y voy a echar mucho de menos a Jenna.

Awkward es la serie de adolescentes que todo adolescente debería ver. Es Blossom, en la MTV. Me encantan todos los personajes, me parece muy divertida y sobre todo me gusta porque trata todos los temas habituales de estas series desde una perspectiva mucho más natural, realista y espontánea. Muy recomendable, incluso si no te gustan en absoluto las series “juveniles”.

7.- NEW GIRL

Y ya me jode tener que ponerla tan atrás, porque me ha gustado muchísimo.  Ha sido una sorpresa tremenda. (De hecho, prácticamente todas las comedias que se estrenan este año -que son muchas- me han gustado y eso ya es en sí toda una sorpresa también)

Zoey Deschanel está que se sale interpretando a la perturbada de Jess. Una chica que descubre de la forma más humillante posible que su novio le es infiel y para superar cuanto antes la ruptura decide cambiar de aires e irse a vivir con tres desconocidos. En este caso, giran los arquetipos habituales en este tipo de comedias, y son los hombres los que aportan sentido común. Lo mejor es que tampoco es que sean muy lumbreras o maduros, no, lo mejor es que ella está peor.

Tiene un punto “Happy Endings” (que si no está en esta lista es porque aún no he podido verme el nuevo!) pero en este caso creo que “new girl” le gustará más a las chicas, mientras que “Happy Endings” es más válida para todos.

Lo mejor del primer capítulo la “deuchebag jar” y Jess viendo Dirty Dancing…

6.- MODERN FAMILY

Junto con “30Rock” es la comedia que más me está gustando desde que “The Office” hace un par de años, ya no es “The Office”. Modern Family ha vuelto muy fuerte. No puedo parar de reírme! Todos los personajes son tremendamente buenos, todas las situaciones mejores que la anterior. La arrasada que se pegaron en los Emmys es más que merecida (por cierto, que si aún no has visto el discurso de Ty Burell en los Emmys aqui lo dejo) .

Con el capítulo 3 he llorado de la risa. Hay un breakdown que me recordó (salvando las distancias) a la  mejor secuencia  de toda la serie. (Sí, la de la paloma, claro).

 

 

MAÑANA MÁS!

“THE BIG C”

¿Qué harías si te quedara un año de vida? 

Así de simple. Sólo esta pregunta cimienta el argumento de The Big C: la historia de una mujer a la que diagnostican un cancer terminal de piel y decide responder a esta pregunta de la única forma posible: “vivir”

The Big C es uno de los pocos estrenos de este otoño 2010 que ha merecido la pena. Aunque al principio, debo confesar, no me entusiasmó demasiado, pero he terminado la temporada declarándome fan. La serie es un soplo de aire fresco, con una temática muy peliaguda y complicada, tratada desde un punto de vista optimista, incluso alegre. Una serie muy vitalista que, a pesar del drama detrás de su argumento, te deja muy buen cuerpo casi siempre. Y eso es complicadísimo, ¿no?

Cathy (sublime Laura Linney, espectacular) se nos presenta como la típica ama de casa infeliz porque ha estado siempre viviendo la vida de otros: su marido, su hijo, su hermano, sus alumnos… En el primer capítulo adivinamos lo que fue una mujer gris e invisible, insulsa y aletargada, a la que una pesadilla como la del diagnóstico de su cáncer le hace despertar del mal sueño que han sido los últimos 15 años de su vida. Y entonces, desaparece ese personaje al que sólo conocemos de 10 minutos pero que no podemos evitar que ya nos caiga algo antipático y aparece esa otra mujer, “La Gran C”, Cathy, a la que, creedme, adoraremos el resto de la temporada.


En realidad, el cáncer es sólo la excusa para tratar el eterno “carpe diem” o, el más cool,  “seize the day” (recordemos al profesor chalado de community!). Pero van algo más allá. Porque a la pregunta ¿qué harías si te quedara un año de vida? todos sabemos responder “vivirla”, pero nadie dice “antes de nada, asimilarlo” que es una respuesta incluso más evidente que la primera. El carpe diem ha ido degenerando en un concepto demasiado romántico: vive la vida! sólo importa el presente! Pero este mensaje es demasiado luminoso y optimista y, para poder entenderlo, del todo, necesitamos ensombrecerlo con lo que realmente le da sentido: la muerte. Vive la vida, porque se acaba. Y en The Big C nos enseñan a vivir la vida, con las apresuradas ocurrencias de Cathy para aprovechar el momento, con las diferentes filosofías de vida de los personajes (Sean, Paul, Margene,… ); pero nos enseña también a entender y aceptar el importante papel de la muerte en todo esto.

 

En esta primera temporada nos cuentan la primera parte de la historia de Cathy: el verano en el que descubre que tiene cáncer. Durante ese verano, en los 13 capítulos de los que se compone la temporada, podemos ver ya cómo evoluciona la manera en la que Cathy se enfrenta a su diagnóstico. Al principio, decide no contárselo a nadie y tenemos una protagonista solitaria, cínica y algo desconectada del mundo que lo único que desea es meterse en una piscina y bucear hasta el fondo. Aún no sabe qué hacer, cómo lidiar con esa noticia, ni siquiera alcanza a comprender lo que significa. Sí bueno, me voy a morir, pero todos morimos, ¿no? no es para tanto. Se obsesiona más con los demás, la forma en la que ellos lidiarán con su muerte (que no su enfermedad) y con su legado, poder “terminar” de educar a su hijo, ayudar a sus allegados, dejar algún tipo de huella en esa vida modélicamente monótona.

Conforme se va haciendo a la idea, cambia su actitud y se convierte en todo aquello que nunca ha sido. O en lo que una vez fue, quizás, fugazmente, durante su juventud. Lo que todos hemos sido, al fin y al cabo: INMORTALES. Despreocupados, temerarios, ingénuos, semi-tiranos, y algo estúpidos, pero sobre todo insultantemente felices. Cathy sale del fondo de la piscina y empieza a disfrutar la vida en la superficie. Y con esa brillante metáfora evolutiva, vemos ahora a una “nueva” mujer con un carácter y personalidad desbordante, dispuesta a vivir SU vida y no la de los demás, dispuesta a ser feliz. Cathy aprende a ser egoísta, hace lo que quiere cuando quiere. Se mantiene en su decisión de no compartir su diagnóstico, pero no lo hace por “proteger” a los suyos, si no para que nadie pueda decirle lo que debe o no debe hacer. Aquí tenemos algunos de los capítulos más divertidos de esta temporada y terminamos de enamorarnos ciegamente de la protagonista, llegando al punto de que nos cuesta ver lo cada vez más reprochable de su comportamiento (hasta el flamante bofetón que le atiza Marlene en uno de los capítulos)

Ese comportamiento poco a poco se va volviendo cada vez más anarquista y caótico, obligando a Cathy a frenar y replantearse si está haciendo las cosas bien o no. Pasado el “subidón”, abre los ojos y mira a su alrededor: su marido, su hermano, su hijo,… Y aquí es cuando empieza a entender, a asimilar, lo que significa su enfermedad. Y a querer pelear. A no resignarse, al menos. La última fase de la serie es la más intensa; el capítulo 11, titulado “New Begginings” marca las líneas de la segunda temporada y nos muestra una historia y personajes renovados, un giro en el argumento que se adivina algo más grave para el siguiente año. En definitiva, se acaba el verano, y empieza el otoño.

Hay un montón de cosas que comentar sobre “the Big C” (“con C mayúscula” se titulará en España), sus personajes son maravillosos y merecen un post individual para cada uno, pero eso lo hablaré más adelante.  La serie se estrenará en España a través de Canal+, a partir del sábado 26 de marzo. No se la pierdan!
“con C mayúscula” se emite en Canal+ los sábados a las 22:00 (a partir del 26 de marzo)

Downton Abbey

17 marzo, 2011 2 comentarios
Aprovechando que acaba de estrenarse en Antena 3 qué mejor que comentar esta nueva serie que ha sido una de las que más he recomendado en los últimos meses. Julian Fellowes es el responsable de esta maravilla, el mismo escritor de “Gosford Park” película premiada con un Oscar al mejor guión original y con temática similar. 

Downton Abbey se ambienta en la Inglaterra de principios de siglo XX, y nos descubre la vida de la noble familia Crawley y los sirvientes de su castillo. En líneas generales se trata de una serie “ligera”, para cualquier tipo de público, pero tiene algo especial, que cuesta identificar y que es lo que hace que te sumerjas de lleno en ella. El argumento inicial es bastante simple y, por qué no, algo manido también. Pero la serie no trata sobre las diferencias entre señores y vasallos (de hecho, inevitablemente percibiremos a ambos grupos como miembros de la misma gran familia) y si lo hace, es siempre de una manera muy sutil (como el comentario de Anna “sólo por una vez me gustaría dormir hasta despertarme por mi misma”) y quizás sea aquí donde gana. El hecho de contar con personajes situados en diferentes estamentos sociales es más una excusa para crear situaciones más variadas y completas que el argumento de la serie en sí.

 

Así que, además de la interpretación del elenco, la cuidadísima y espectacular ambientación, una realización perfecta, contamos con lo más importante, que es muchísima acción. Y eso nos mantiene pegados a la pantalla. El ritmo es trepidante, con saltos temporales de varias semanas en cada capítulo, numerosas intrigas entre personajes y referencias históricas que afectan personalmente a los protagonistas. De hecho, la acción comienza con la noticia del hundimiento del Titanic que inicia toda la trama de la serie, al perder los protagonistas a sus herederos en el accidente.

Todas las series británicas, al contar sólo con 7 u 8 capítulos por temporada tienen más acción, pasan muchas más cosas, y sin duda es un soplo de aire fresco para espectadores maltratados con capítulos de relleno. Pero como todo, tiene un aspecto negativo y es que se pierde profundidad en los personajes. Y esto se nota mucho, muchísimo, en Downton Abbey, acentuado además por el hecho de tratarse de un drama coral. Conoceremos y nos encariñaremos enseguida con todos los personajes, están bien definidos, pero con trazos fuertes y simples que sacrifican los detalles. Se nos antojarán muy arquetípicos y demasiado perfectos, sin dobleces.

En este sentido, la serie es quizás demasiado “romántica”, valga como ejemplo la figura de Robert Crowley, el patriarca y señor del castillo, un hombre muy noble, bondadoso, inteligente y comprensivo… quizás demasiado bueno para ser cierto… Y los villanos son muy “clásicos”, tan malos tan malos, que parecen de culebrón. Pero esto no desemerece la calidad de la serie; en realidad el ritmo de acontecimientos es tan rápido que no echamos de menos el ahondar más en los personajes. Por otro lado, el elenco es excepcional, me han gustado particularmente Maggie Smith, veterana actriz que da vida a la Duquesa, el personaje objeto de mi mayor simpatía en la serie, y Brendan Coyle que interpreta al severo pero cálido mayordomo John Bates.

 

Del guión, además de su buen ritmo, me gustan especialmente los diálogos que entreven el modo de vida y los esquemas sociales de la época, que a ojos del espectador del siglo XXI resultan tan chocantes, que se transforman en comedia. En el primer capítulo por ejemplo, una de las doncellas reconoce que la electricidad le asusta y se pregunta para qué diablos querría nadie instalarla en la cocina. Hay multitud de referencias como ésta y alguna especialmente hilarante como cuando la Duquesa pregunta en uno de los capítulos “¿qué es un fin de semana?”.

En definitiva, es muy recomendable y aprovechando que Antena 3 se ha decidido a traerla a España no dejen escapar la ocasión de verla. Mientras, yo seguiré esperando con ansias la segunda temporada.

Downton Abbey se emite en Antena3, los martes a las 22:00

Repaso tardío a algunos estrenos de temporada

17 octubre, 2010 1 comentario

Estoy de viaje y entre que no encuentro tiempo para escribir y que apenas puedo ver ningún capítulo, me estoy quedando atrás. A ver si me marco un post rapidito para liquidar los estrenos y ya me pondré al día cuando vuelva.

Veamos, ya he hablado de algunos primeros capítulos de temporada, como el de Medium o el de Smallville y de algún estreno, como el de The Event (el segundo capítulo me gustó bastante más que el primero). Ni Medium ni Smallville se incluyen entre mis series favoritas, y es algo injusto que les dedique un post a ellas y a las que más me gustan sólo un par de líneas, pero supongo que todo llegará.

De momento, repaso las comedias:

30 Rock


“Ok. Season Five, here we go”.

Parece que el amor (y la barba) le sienta genial a Jack Donaghy. A mí ya me tenía convencida, pero Alec Baldwin sigue demostrando que lo suyo es la comedia. Y aunque creo que es muy difícil llenar el hueco del Dr. Drew Baird (interpretado por el fantabuloso Jon Hamm -Donald Draper en Mad Men-) me gusta Matt Damon; su personaje me parece medio soso, pero espero que nos de buenos momentos.

Lo mejor del capítulo, Jack Donaghy intentando seducir a su interiorista a lo Zoolander y su “acero azul”.

The Big Bang Theory

Fantástico! A pesar de que Big Bang Theory a mí no me parece para tanto y que sus malditas risas enlatadas me levantan dolor de cabeza, está claro: vuelve con fuerza. El personaje de Mayim Bialik (Blossom) es maravilloso, la horma del zapato de Sheldom (la escena en el restaurante discutiendo la vida sexual de Penny es enorme!) y no puedo esperar a ver los siguientes, espero que la hagan fija! Lo mejor del capítulo, el incidente de Howard con la mano robótica y la enfermera a lo Roy de IT Crowd “¿ha probado a apagarlo y encenderlo otra vez?”.

How I met your Mother

Psé… HIMYM ya no es lo que era, pero eso desde hace varias temporadas. Ted es cada vez más aburrido, Robin me sobra (parece que a los guionistas también, que cada dos por tres intentan liarla de nuevo con Ted) y Barney mola un huevo, pero casi mejor que le hagan un spin-off, porque prácticamente tiene ya todo el protagonismo. A ver si la serie recupera gas durante la temporada. Y demando más presencia de Marshall y Lilly!

The Office

El mejor inicio de temporada de todos los que he visto, aunque sea sólo por ése primer minuto con el lip-dub de todos los personajes. Michael sigue como siempre, o incluso mejor. Lo mejor de esta serie es que no hay un sólo personaje malo, así que cada vez que introducen a alguien nuevo es para frotarse las manos. En este primer capítulo se aprecia que van a darle mayor protagonismo a Gabe Lewis (Zach Woods, interpretando al representante de Sabre en Dunder Mifflin) y seguro que merece la pena.

Me ha encantado Kelly Kapoor en plan ejecutiva, Dwight de amo del calabozo y Michael lidiando con la doble negación.


Community


Bueeeeeenooooo… Community está genial y es difícil criticarla, pero supongo que todo el hype que se generó con la nueva temporada puso mis expectativas muy altas. Me reí muchísimo por supuesto, pero es que prácticamente todos los buenos momentos me los reventaron en el Sneak Peak (el adelanto) de la serie. La aparición de Betty White se me hizo corta, pero lo arreglaron al final con el rap de la discoteca con Troy y Abed. Lo mejor, @oldwhitemansays

Cougar Town

Echaba de menos a Jules! Un estreno sin grandes sorpresas… Travis se irá a la universidad en breve y esperamos ver a Jules aún más despendolada. Mientras la serie me siga regalando escenas de pelea de gatas entre Ellie (Christa Miller, de Scrubs) y Laurie (Busy Phillips) yo seguiré viéndola! Lo mejor del capítulo, Jennifer Anniston de psicóloga new-age.

Me faltan algunas por ver, otras por comentar (Modern Family merece un post para ella sóla y eso será después de ver el s02e02, que aún no he podido) y me dejo fuera a un par de estrenos de esta temporada (“The Big C”, “Raising Hope”,…) que ya tendré ocasión de comentarlas, pero de momento cierro aquí el review a las comedias que han vuelto en septiembre. Al fin y al cabo, algunas de ellas van ya por el cuarto o quinto capítulo, así que mejor comentar ya la temporada y no el estreno…

El premiere de Smallville me anima a seguir

5 octubre, 2010 1 comentario

**** Por aquí hay spoilers. El que avisa no es traidor ****

Aquí la que suscribe es fan, pero que muy fan de superman. Ése es el único motivo por el que sigo viendo Smallville. Hace ya un porrón de temporadas que anda dando bandazos y la novena ya me costó un montón (los dos últimos capítulos estuvieron en mi disco duro todo el verano antes de que encontrara tiempo para ellos). Pocas cosas me gustan ya de Smallville. Tiene tufillo a culebrón desde hace muchas temporadas, los diálogos son como de una serie para niños de 8 años (oh, wait!), los actores parecen funcionarios haciendo horas, y los guionistas hace mucho que perdieron el hilo.

Me mantengo viéndola porque de vez en cuando nos dan el gusto a los fans: un fotograma del traje por aquí, un saltito como si volara por allá, algún cameo de superhéroe DC… y yo, que con ver a Clark en una cabina o haciendo el gesto de subirse las gafas, ya hago la ola, pues me insta-apunto después de eso a una nueva hornada de capítulos grises y planos. Soy una fan de bajo mantenimiento, es fácil complacerme.

Y eso es lo que han hecho en el primer capítulo de la temporada diez… ahhh, qué buen inicio. He vuelto a dar palmitas viendo un capítulo de Smallville! 😛

Cuidadín que ahora vienen los SPOILERS:

En el S10E01 nos han regalado varias situaciones que los fans agradecemos: Ya era hora que Lois se enterara de todo! me ha encantado la secuencia del tonteíto con Clark en el Planet después de averiguar la verdad. Esas escenas son las que más me trasladan a los cómics…. Otro detalle memorable fue cuando Clark dijo lo de dí lo mejor de mí mismo, por un momento parecía que volaba… JA! Y hemos vuelto a ver el traje!!! como dice Lois: much better in technicolor (me encantan esos chascarillos autoreferentes!). Da la impresión de que Clark no tiene mucha intención de llevarlo en un futuro cercano, porque lo traslada a la fortaleza, pero eh! lo hemos vuelto a ver, no? Quizás Clark lo luzca en alguna situación especial como el season finale.

El resto del capítulo, aburrido. A mí es que Tess Mercer, Chloe, y Green Arrow me dan un poco igual. Si por mí fuera, Smallville debería tener temporadas de ocho capítulos y ahorrarnos todo el sufrimiento de esas subtramas absurdas…  Pero bueno, volviendo al clima de entusiasmo de primer capítulo, ahi van algunas de las otras sorpresas que tendremos durante la nueva temporada:

Aparecerá la madre de Lois en escena (interpretada por Teri Hatcher, otro guiño al Universo Superman, ya que esta actriz interpretó durante muchos años a la propia Lois en la serie “Las aventuras de Lois & Clark”), aunque tiene pinta que sólo sera un pequeño cameo (a todo esto, me parto, pero la madre de Lois se supone que está muerta…)

– Tenemos nuevo villano en la forma de Darkseid. No me emociona particularmente porque el momento villano me aburre bastante en esta serie, pero bueno, a ver qué tal… En el primer capítulo nos lo muestran ya y se refieren a él como “the greater darkness” que asolará la tierra y que sólo Clark podrá detener. Y esto último lo escribo sin un ápice de entusiasmo, que conste.

– Y va a volver Lionel Luthor! Lo cierto es que ni me acuerdo ya de cómo había terminado este personaje, pero me gustaba, así que aplaudo la noticia.

Sigo siendo escéptica, seguro que en el segundo vuelve a bajar el ritmo otra vez y me toca esperar media docena de capítulos hasta otro molón… pero bueno, sabía en lo que me metía cuando me apunté, no?

Medium

28 septiembre, 2010 2 comentarios

Vale que el argumento tira un poco para atrás: una señora que dice que ve cosas y habla con los muertos y un Fiscal del distrito que decide, eh, por qué no, contratarla como asistente.  Y, desde luego, cuando te enteras que la serie está basado en personajes “reales”, pues como que se te pueden quitar aún más las ganas.  Sin embargo, después de siete años en antena con apenas cambios en su reparto ni en la línea argumental, un cambio de cadena y alguna que otra amenaza de cancelación, Medium no hace más que mejorar.

Por un lado tenemos una serie procedimental bastante brillante, con sus asesinatos, indagaciones y resolución de casos, siempre con una historia bien atada, que te mantiene en suspenso hasta el final y que casi siempre sorprende (incluso cuando esperas la sorpresa -¡qué difícil!-) y por otro lado tenemos una serie familiar, con risas y drama, en torno a la cotidianidad del hogar de los Dubois y lo peculiar que es eso de soñar con asesinatos y hablar con muertos. Dos géneros en uno, igual a más público objetivo. Habrá a quien le guste más la parte de Allison resolviendo crímenes y habrá a quién le guste más la parte de Joe lidiando con su mujer e hijas.

En Medium utilizan la parte procedimental para darle forma a la trama particular de cada capítulo y la parte familiar para darle cohesión al conjunto. Esto redunda en la falta de una trama general y global; salvo algunas excepciones (hay capítulos dobles en prácticamente todas las temporadas y suelen ser los mejores) nunca nos obligarán a esperar ansiosos por el siguiente capítulo. Pero esto, que personalmente considero el factor más determinante para “engancharme” a una serie, no le hace mal al caso de Medium. Así como no puedo imaginarme series parecidas como, por ejemplo El Mentalista, con la ausencia de una trama global, Medium no la necesita, porque prácticamente ningún capítulo decepciona. Apenas hay cambios de ritmo en una misma temporada, no hay esa mezcla de capítulos “mind-blowing”  con otros totalmente prescindibles. Todos están a la altura.

En las últimas temporadas, el “don” de Allison se convierte en el verdadero protagonista de la serie. Las “revelaciones” de Allison se presentan de formas diferentes, lo mismo lo sueña, o se levanta siendo otra persona, o se le aparece un fantasma… Los guionistas juegan con eso para crear capítulos muy diferentes entre sí a pesar de tener todos la misma estructura (asesinato – “súper poderes psíquicos” – resolución del caso). Las historias se articulan ya en torno a cómo va a recibir Allison la información que necesita, y aquí es donde los guionistas han conseguido ganarme para la causa, sacando conejos de la chistera sin parar. Ahora Allison lo tiene cada vez más complicado para unir los puntos de sus casos y, en consecuencia, la audiencia también. Los capítulos ganan en complejidad y suspense. Y además esos poderes que se manifiestan cada vez de maneras más insospechadas generan muchísimo material para la parte familiar de la serie, obteniendo situaciones más dramáticas o divertidas.

En cuanto a los personajes, aún sin tener una gran profundidad resultan muy atractivos, cálidos y cercanos. Prácticamente hemos visto crecer a las niñas, eso es importante en cualquier serie familiar. Bridget es un personaje muy cómico, Joe es el típico tipo que le cae bien a todo el mundo, y cualquier madre podría verse reflejada en Allison. El reparto ha dado algunas sorpresas: en algunos capítulos podemos ver el potencial de los actores y suele sorprender. Sofia Vassilieva (Ariel) me encanta, pero en la premiere de la nueva temporada me he quedado boquiabierta con Maria Lark (Bridget), interpretando a Allison (una de esas jugarretas de los poderes que comentábamos antes)

Lo peor de la serie es, para mí, la moralina que rezuma en ocasiones… pero es habitual en series policíacas. Y Medium es también una serie familiar, ambientada en el estado de Arizona… en fin… que hay que perdonárselo.

Vamos, que Medium sin ser ninguna obra maestra, resulta muy consumible. Mucho más entretenida y elaborada que la gran mayoría de series que sigo. Recomendable.